Llegada al Paraíso (Costa Rica)

por | diciembre 1, 2017
0 Flares Facebook 0 Twitter 0 Email -- Google+ 0 Pin It Share 0 0 Flares ×

Preámbulo

Son finales del 2013 principios de 2014: Entre otras cosas me dedico a escribir artículos para un blog de internet Marketing, escribo alrededor de 2 artículos a la semana con una lista bastante grande de suscriptores, (casí 10mil), tengo una cuenta de Facebook diferente a la personal, donde mis “amigos” y seguidores no son conocidos, son miembros del blog y originarios de varios países, en ese cuanta de Facebook no publico más que temas de marketing.

A pesar de tener muchos suscriptores, algunos son los que más comentan y preguntan en forma frecuente tanto así que ya los identifico de nombre y pongo más atención cuando ellos publican algo, en un momento una señora de las más activas publica una foto familiar en la cual sale una chica a mi parecer sumamente hermosa, la cual está etiquetada en la foto (María Fernanda), curioseo un poco en su perfil y efectivamente es la chica de ojos azules más linda que haya visto, veo que viven en San José Costa Rica ☹, como buen profesional por unos días no pasa de allí, pero pasan unos 3 días y me llama tanto la atención que decido mandarle solicitud de amistad y escribirle, total no tenía nada que perder, como era de esperarse no acepta la solicitud, pero me responde el mensaje de forma muy educada, diciéndome que no podía aceptar la solicitud porque yo era un desconocido, conversamos un poco, ella me contesta distante (como lo desconocidos que somos) pero siempre con educación, en ese momento ya no sólo me atrae físicamente sino que se gana mi respeto por sus principios tan sólidos y por tomarse la molestia de responderme siempre, esa interacción aunque fría me deja con un gran sabor de boca, ya que me doy cuenta de su calidad humana, yo me ocupo de mis cosas, vienen momentos de transición en mi vida, dejo de escribir para ese blog, y por unos meses ese tema queda en pausa.

 

Llegada al Paraíso

Eran como las 6 de la tarde, nos avisa por micrófono el chofer del bus que estamos por abandonar tierras Nicaragüenses y a punto llegar a migración a Costa Rica, el proceso como en casi todos los casos fue aburrido, molesto y tardado, tuvimos que descender del bus, bajar todo el equipaje, hacer largas filas, hacer los trámites y pasar los filtros de forma individual, a pesar de que ya estábamos en Costa Rica, la capital San José aún estaba lejos, llegaríamos a media noche, cabe mencionar que nos habíamos hecho “conocidos” en el bus, ya que fuimos los personajes que en TODAS las revisiones tuvimos un trato diferente (para mal), incluso en una de las fronteras que en teoría era muy fácil el paso (los trabajadores de la línea eran quienes hacían el trámite), el chofer anunció que todos podían alejarse del bus a comprar algo o lo que sea mientras ellos hacían los trámites, pero dijo: los mexicanos mejor quédense por cualquier cosa, y el tipo no estaba equivocado, como en 20 minutos vinieron por todos los mexicanos para pasar entrevista personal ☹

En fín, entró la noche y yo me quedé dormido de tanto cansancio, desperté como a las 11 de la noche, miré por la ventana y me llamó la atención grandes cultivos de plátanos y un aire bastante fuertesito pero se notaba que estaba rico, después de algunos minutos finalmente estaban anunciando la llegada a San José, se supone que Brayan seguiría el viaje hasta Panamá, pero como se hizo amigo nuestro, decidió quedarse con nosotros y continuar el viaje al otro día, San José era una fiesta, mirabas por todos lados ticos (costarricenses),  con playeras de la selección, es que era el mundial de Brasil 2014 y ese día la selección tica había ganado un partido, en verdad era una locura el nivel de festejo, debo decir que para mi fue algo caótica la llegada, eran alrededor de las 12 de la noche, totalmente mal comido, mal dormido, con el equipaje en mi espalda que curiosamente pesaba más de lo normal y sin una jodida idea de donde íbamos a dormir, realmente no lo estaba disfrutando en ese momento.

20140621_011822

Por fortuna mis compañeros parecían más lúcidos que yo y  se encargaron de conseguir información con taxistas y transeúntes, a mi lo que me quedó fue seguirlos y caminar por inercia, después de visitar a esa hora varios hostales, finalmente nos estábamos hospedando en uno como a la 1 de la mañana,  a pesar del cansancio decidimos salir de coto a un bar, la pasión allá por el futbol es muy grande,  mucho más grande que en México, tanto en hombres como en mujeres, en el antro todos traían sus playeras de la selección, excepto nosotros y algunos que claramente eran extranjeros, estaba admirado con la cantidad de mujeres guapas en ese antro, para donde volteara las había, en realidad eso era el paraíso, literal el país de la “pura vida” (los ticos para casi todo te dicen “pura vida” desde como un saludo, una despedida, un gracias, etc, para casi todo puedes usar la frase “pura vida”, también le llaman la suiza centroaméricana, en verdad es un país sumamente lindo.

20140629_195121

Nos fuimos a dormir ya casi de día, en cierto momento recuerdo que el Brayan nos andaba despertando de cama en cama en bóxer jajaja, el continuaba su viaje a Panamá.

Ya como a medio día nos levantamos y nos fuimos a explorar la ciudad, fuimos a un parque o área natural llamado la Sabana, es un lugar realmente increíble.

20140622_123505

De allí nos movimos hacia el centro, creo que la siguiente fue la primera foto que me tomé en tal país.

20140621_135725

Aunque el tema de la niña de los ojos azules más bonitos del mundo me parecía olvidado (Mafer), no pude evitar recordarla ya que estaba en su país, así que como cosa perdida le mandé la foto anterior y le pedí que adivinara donde estaba, su respuesta fue de mucha sorpresa porque obviamente reconoció el lugar (la estatua es muy emblemática en CR). Me preguntó si sabía la historia de “la negra” (sin albur por favor)… me contó que quien la tocaba sin saber se ganaría la lotería (dije sin albur!), recuerdo haber contestado algo como que mi lotería sería conocerla a ella jaja, la cosa que la conversación escaló a más confianza me dio su whatsapp y la suerte (no creo en ella pero existe) que todo viajero debe tener me jugó una buena pasada, en cierto momento leí entre sus mensajes algo como “si gustas almorzamos para conocernos” Dios de mi vida, no podía creer tanta fortuna, que de bueno habría hecho en mi otra vida para merecer esto? , será cierto que la fortuna es mujer y le agradan los hombres temerarios y arrojados? Sería cierto la leyenda de la negra?, en fin, sea como sea había recibido un verdadero regalo, solo había un detalle, ella no estaba en Costa Rica 🙁 había salido a Nicaragua de vacaciones y había que esperar como una semana.

En esa semana la aventura no paró, sucedieron muchas cosas que iré contando en los siguientes artículos, desde conocernos con “personajes” poco comunes hasta estar en situaciones de riesgo..

0 Flares Facebook 0 Twitter 0 Email -- Google+ 0 Pin It Share 0 0 Flares ×

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *