La odisea sufrida de Guatemala a San José

por | diciembre 1, 2017
0 Flares Facebook 0 Twitter 0 Email -- Google+ 0 Pin It Share 0 0 Flares ×

Finalmente estábamos en la terminal de Guatemala alrededor de las 4 de la tarde, esperando el autobús hacia San Salvador, yo un poco nervioso porque llegar a las 2:30 de la mañana a ese país no era lo que hubiéramos querido, estuvimos esperando el bus y finalmente después de una hora llegó, recordemos que el destino final de nosotros y del bus era San José Costa Rica, pero por seguridad y por como estaban las cosas en El Salvador haría una parada en la madrugada y continuaría al amanecer.20140620_102437El viaje empezó a transcurrir normal, por la tarde noche el bus hizo una parada en los límites de Guatemala y el Salvador, tuvimos que descender para sellar la salida de Guate, ya estaba un poco oscuro, bajamos con bastante desconfianza, porque justo en la entrada del bus se amontonaron vendedores (muchos de ellos estafadores) ofreciéndote desde cambios de moneda hasta chips de celulares, recuerdo haberme puesto mi chamarra y guardar mis objetos de valor en la parte interna, finalmente hicimos los trámites migratorios y continuamos otro tramo en el bus, hasta que llegamos a un puente y una oficina ya entrada la noche, en medio de cerros y de monte (en medio de la nada), se trataba de la entrada legal a El Salvador, por fortuna no nos piden descender y se sube un oficial a checar documentación arriba del bus, nos indica a nosotros 4 que hay un problema en nuestros pasaportes, que no nos pueden dejar ingresar porque hay información falsa, nos hace preguntas y nos indica que los sellos decían que de México habíamos salido el 9 de junio y que a Guatemala habíamos ingresado el 8 lo cual era ilógico…obviamente al principio no supimos explicar lo sucedido, pero finalmente después de minutos de nervio, razonamos que ese detalle se debia a que cruzamos la frontera a media noche, y que ambos países tienen una diferencia de una hora en sus horarios, es decir mientras en México ya era 9 de Junio y casi la una de la madrugada, en Guatemala aún era 8, ya que no daban las 12. Después de explicar algo razonable y pedir algunas autorizaciones con los superiores nos autorizan la entrada y piden al autobús que siga.

20140619_193808

Yo recuerdo no haber dormido nada en ese viaje, iba muy ansioso, alrededor de las 2 de la mañana finalmente estábamos llegando a la ciudad, y al estacionamiento de un hotel, casi todos se hospedaron en el hotel, pero nosotros de acuerdo a nuestro plan no pagaríamos hotel por unas cuantas horas, frente al hotel había un funeral en curso, incluso bromeamos entre nosotros que si nos corrían del hotel nos iríamos al funeral, decidimos instalarnos en la recepción del hotel esperando que no nos corrieran, un hombre y una mujer se sentaron con nosotros, empezamos a platicar con ellos en los primeros minutos y la señora nos comentó que era de Guatemala e iba unos días a Panamá a ver a su esposo, nos externo que venía sola y que tenía miedo que estaba pensando en pagar hotel, como buenos viajeros la apoyamos moralmente y le comentamos que no se preocupara que nosotros éramos 4 y que se podía unir a nosotros, que la cuidaríamos 😊 y el hombre resultó ser de Xalapa Veracruz, (jamás pensé encontrarme a un jarocho en San Salvador) nos comentó que había estado en Veracruz de vacaciones, pero que iba a Panamá donde ya estaba establecido, también se unió a nosotros, ya éramos un grupo de 6, a medida que avanzó la plática y la confianza la mujer nos confesó que iba a Panamá pero no tenía intenciones de regresar, que se quedaría allá aunque fuese de ilegal.

Las horas pasaron lentas, como conectamos nuestros celulares a la luz, el vigilante nos regañó, nos dijo que si no estábamos hospedados no podíamos usar la energía eléctrica… apenas dio la media vuelta volvimos a conectar 😀 , en cierto momento estábamos viendo hacia la calle, observamos que como a 50 metros venía una moto, de pronto una camioneta se le cerró, bajaron tipos armados y robaron la moto, quien venía en la moto era una chica, esto pasó prácticamente frente a las personas que había en el funeral y nosotros, como a los 20 minutos llegó una patrulla pero pues obvio ya no había rastro.

Seguían muy lentas las horas y algo preocupante pasó, a nuestro amigo Jesús le empezó a dar fiebre, y nos comentó que en Guatemala le había picado un vicho y que quizás por eso la fiebre, por mi cabeza rondaban mil preocupaciones porque no sabía que pasaría si la situación de agravaba, así estuvo como 2 horas recostado lo mejor que pudo en 2 sillas hasta que fue hora de abordar de nuevo y el comentó que seguiría.

Nos esperaba un viaje bastante largo aún, eran como las 5 de la mañana y el bus pasaría a San José como a las 12 de la noche, no es cómodo comentar esto, sobre todo por mis amigos centroamericanos pero en las siguientes fronteras fuimos objetos de xenofobia y discrimación solo por ser mexicanos (en términos generales el mexicano no es nada querido en Centroamérica sobre todo por asuntos políticos y de futbol) , en todos las fronteras nos dieron un trato sumamente distinto (para mal) a todos los que traíamos pasaporte mexicano, por ejemplo a la salida de el Salvador mientras a todos los de otras nacionalidades les checaron arriba del bus sus documentos, a los 5 mexicanos nos bajaron para una requisa, la verdad yo tenía temor de que me robaran mi dinero los propios oficiales, había escuchado bastantes historias negativas, abajo del bus nos hicieron buscar nuestro equipaje en la bodega del camión y empezó el cuestionamiento, entre otras cosas nos preguntaron cuánto dinero llevábamos y yo recuerdo haber mentido, dije una cantidad menor en dólares a lo que realmente llevaba…Como Edwin en ese momento no llevaba dinero así lo externó y al le dijeron que se podía subir al bus, lo que más temía empezó a suceder, el oficial me miró y me dijo que lo acompañara a la oficina ( en realidad era una bodega de muy mal aspecto que estaba como a 50 metros del camión) cerró por dentro y me hizo sacar todo de la mochila y me dijo que pusiera todo el dinero que traía sobre la mesa, en ese momento empecé a querer componer mi mentira comentándole que no sabía exactamente cuanto traía, que la cantidad que le dije era aproximada, pero que habíamos pasado por varios países, hecho gastos, conversiones y que no lo sabía. Lo contó, siguió la revisión, pero a medida que avanzó la entrevista me di cuenta que el tipo de preguntas cambiaron de tono, se habían convertido en preguntas curiosas de las que suele hacerte cualquier persona (cómo decidiste comenzar el viaje?, no tienes miedo?, qué países conoces? y cosas por el estilo), salí bien librado de todo y lo mismo mis amigos, después de bastante tiempo esperándonos el bus otra vez estábamos avanzando…

20140620_073932 20140619_193923 20140620_073017

El camino fue bastante largo, mi amigo Luis empezó a trabar amistad con un chico salvadoreño y posteriormente nosotros, a medida que avanzó el viaje ya éramos todos los grandes amigos, el chico se llama Bryan y como al principio iba solo pues se unió a nosotros, su destino era Panamá, ya que estaba establecido allá.

2014-06-20 11.15.38

Luis Verde, Edwin rojo, Jesus Blanco, Bryan negro, y yo azul

 

En el siguiente artículo escribiré sobre nuestra llegada a Costa Rica, de un amor en ese país y sobre los días que yo describo como unos de los más bonitos de toda mi vida (felicidad infinita).

0 Flares Facebook 0 Twitter 0 Email -- Google+ 0 Pin It Share 0 0 Flares ×

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *