Esperando a un desconocido en Guatemala

por | octubre 4, 2015
2 Flares Facebook 2 Twitter 0 Email -- Google+ 0 Pin It Share 0 2 Flares ×
Como mencione en el post anterior, una vez que llegamos a Guatemala de madrugada, esperamos a que amaneciera en una pequeña terminal de autobuses, sin embargo no teníamos ningún plan en concreto, bueno lo único que se nos ocurrió fue hablarle por teléfono a un chico que Luis había conocido por internet en un grupo de mochileros para ver si nos podía ayudar, en realidad era muy temprano aun cuando decidimos marcarle, pero nosotros habíamos llegado desde madrugada y nos pareció mejor marcarle cuanto antes para saber si podría hacer algo por nosotros o no.
En fin, le marcamos y nos dijo que en efecto iría por nosotros a la terminal para enseñarnos la ciudad, no recuerdo exactamente la hora, pero le debímos haber hablado algo así como a las 6 de la mañana y el nos dijo que iría por nosotros a las 7:30, en esa lapso cada quien estaba tratando de entrenarse a su manera (todos sin internet), personalmente yo me entretuve observando a la gente que llegaba y se iba, quizás esto sea algo tonto pero me entretenía ver las corridas programadas y sus precios, había corridas allí por ejemplo a México, Chiapas, Monterrey, san Pedro Sula, Managua, San José, El Salvador, etc. Ver a la gente irse, llegar, esperar, son cosas que también me entretuvieron.
Llegaron las 7:30 de la mañana y automáticamente lo único que nos llamaba la antención era la entrada, pensando que cualquier persona que llegaba podría ser el chico que nos iba a ayudar, nadie sabía como era ni que ropa traía, así que estábamos un poco perdidos en ese aspecto, el sabía que éramos 4 personas con grandes mochilas, así que era el quien tendría que identificarnos, sin embargo los minutos pasaban y nadie de los que se aparecían se dirigieron a nosotros, como es natural la desesperación y especulación de que si realmente vendría empezó a apoderarse de nosotros y tampoco le queríamos marcar de nuevo para no molestarle.
Decidimos ser pacientes y esperan un poco más, el momento esperado por fin llegó, se acercó un chico a nosotros, nos saludo muy amigablemente, se presentó con nosotros, su nombre es Andrés y nos ofreció toda su disposición para ayudarnos a conocer la ciudad, nosotros pensamos en recorrer la ciudad de Guatemala en ese día y por la tarde continuar el viaje mas al sur, también teníamos interés en conocer “la antigua” una ciudad turística muy cercana, entonces nos planteamos la idea de ir a la antigua, regresar el mismo día y continuar el viaje, pero de forma acertada Andrés nos comento que era muy poco tiempo además que nos vio muy cansados, nos recomendó quedarnos al menos una noche a dormir en Guatemala.
image
                                                      Andres es el de blanco
Después de pensarlo un rato, decidimos que dormir en Guatemala al menos esa noche en efecto era la mejor opción, bajo la guía de Andrés nos dirigimos hacia la antigua, nosotros aún no cambiábamos dinero por la moneda local y el buen Andrés incluso de su bolsa nos pago varios pasajes, e incluso también nos ayudo a cargar nuestro equipaje, en verdad una excelente persona, bueno la antigua, era la capital de Guatemala hace algunos años, pero los terremotos hace años dañaron mucho la ciudad y por ello decidieron mover la capital a lo que hoy es la ciudad de Guatemala (creo que así es la historia) , al llegar a La Antigua empezamos a buscar hospedaje y a movernos por la ciudad, ningún lugar nos convencía y el hecho de andar cargando nuestro equipaje se estaba convertido en un asunto muy feo, por lo que chuy y yo nos quedamos a descansar y a cuidar el equipaje, mientras Edwin, Luis y Andrés de movían con mayor libertad buscando un buen lugar, después de un buen rato consiguieron un buen lugar, un cuarto justo con 4 camas y a un precio accesible, nos bañamos, descansamos un rato y nos dispusimos a caminar y a caminar por la ciudad.
Fue un día muy entretenido en La antigua, anduvimos en cuantos lugares pudimos, iglesias, mercados, parques y con un guía de turistas sumamente experimentado ya que Andrés además de conocer muy bien su país, anteriormente ya había recorrido parte de Mexico y todo Centroamérica y algunos otros países, debo decir que me sorprendió la cantidad de “gringos” en esta ciudad realmente nos encontrábamos con turistas en cada esquina, ya entrada la noche nos fuimos a descansar y Súper Andrés, después de tantas atenciones en lugar de irse a su casa a descansar cómodamente y ocuparse posiblemente de sus obligaciones, decidió quedarse con nosotros durmiendo en el suelo para poder seguir guiándonos al otro día.
image
image
Temprano nuevamente preparamos nuestro equipaje para ir a la ciudad de Guatemala, pretendíamos aprovechar el día para recorrer la ciudad y por la tarde viajar ya que teníamos boleto de autobús hacia san salvador, bueno, salimos de La Antigua en un pequeño autobús hacia Guatemala, intentaré describir un poco los asientos ya que sucedió algo que me pareció curioso, los asientos no eran individuales, es decir en donde comúnmente van dos asientos había uno solo corrido, como una banca, esto no es lo curioso, porque aquí en México hay muchos así sobre todo los microbuses, lo que me llamo la antención es que Andrés nos comento que en cada banca se sentaban 3 pasajeros mientras que en México se sientan dos y los demás pues tienen que viajar parados, yo pensé que era broma, pero a medida que se llenó el bus empezaron a sentarse de tres en cada asiento, ósea por mas que te hagas el flaquito el que queda del lado del pasillo lleva mínimo una nalguita al aire, yo la verdad preferiría irme parado que así, pero pues parece que ellos así lo acostumbran y se van parados solo si ya van 3 en cada banca 🙂
image
Una vez en la capital, debido a que Andrés vive lejos del centro, no hubo donde dejar las mochilas, así que en todo el trayecto tuvimos que andar cargándolas, aun así fue otro día muy divertido, conociendo los principales lugares de la ciudad, las costumbres y sus mercados sumamente coloridos, cabe mancillar que comimos muy rico a precios sumamente bajos, por ejemplo en el mercado yo pedí caldo de res con verduras, arroz y agua de sabor, todo muy bueno y pague algo así como lo de 25 pesos, después de un excelente recorrido nos fuimos ya por la tarde hacia la central de autobuses.
image
image
Antes de viajar por Centroamérica obviamente nosotros tratamos de investigar acerca de la seguridad en los distintos países, aunque México es un país que en términos generales es peligroso es muy diferente moverse en otro país también peligroso pero que no conozcamos, por ello teníamos también ese pendiente, debido a la información que todos teníamos, estábamos de acuerdo en pasar de largo a san salvador al menos era lo que queríamos por todas las cosas que habíamos escuchado, sin embargo por mas que tratamos de cuadrar los horarios para pasar de largo a este país o llegar de día no se pudo, la única opción que había era llegar entre 9 y 10 de la noche, nos comentaron que ese autobús no llegaba a una terminal, sino que nos iba a dejar frente a un hotel y para continuar el viaje tendríamos que tomar otro hasta las 2:30 de la madrugada, nosotros obviamente no queríamos pagar ningún hotel y menos por tan pocas horas, así que desde antes de llegar decidimos que pasaríamos esas horas en cualquier lugar, así fuera en la calle, aunque con un poco de temor nos animaba la idea de que al ser 4 nos podríamos defender de algunos ladrones solitarios, sin embargo esto difícilmente aplicaría  si se trataba de alguna pandilla de maras salvatruchas, en fin ya íbamos en camino y veríamos que pasaría.
Hasta la próxima 🙂
2 Flares Facebook 2 Twitter 0 Email -- Google+ 0 Pin It Share 0 2 Flares ×

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *